Share/Bookmark


Ramon Esteve Estudio ha resultado ganador en la categoría “Interiorismo” en la edición 2013 de los Premios de Arquitectura COACV, gracias al proyecto Chapeau, ubicado en Valencia

PREMIOS COACV

El 2 de octubre de 2013, apareció publicado en la web del www.coacv.org el fallo emitido por el Jurado de la XVI Edición de los “Premios de Arquitectura del Colegio Oficial de Arquitectos de la Comunidad Valenciana 2010-2011-2012”, en el cual se otorgaba el premio de Interiorismo a Ramon Esteve Estudio.

El arquitecto y diseñador, Ramon Esteve Cambra, recibirá el próximo viernes 4 de octubre el Premio de Arquitectura COACV en la categoría “Premio al Mejor Proyecto de Interiorismo 2011- 2012 y 2013” por su proyecto Chapeau. El galardón será entregado este viernes en el transcurso de los eventos organizados para celebrar el “Día Mundial de la Arquitectura, lunes 7 de octubre” organizados por Colegio Oficial de Arquitectos de la Comunidad Valenciana para conmemorar dicho día.

CHAPEAU

La tienda multimarca de referencia, diseñada por el arquitecto Ramón Esteve, unifica las líneas de hombre y mujer en un espacio de 800m2 de superficie.

En este nuevo local ubicado en la calle Hernán Cortés nº5 de Valencia, las líneas de hombre y mujer cohabitan en un espacio arquitectónico proyectado con un juego de espejos y prismas en el que el protagonismo lo adquieren las prendas. Dividido longitudinalmente por una línea de probadores de espejo blanco, el espacio culmina en un imponente lucernario que se levanta sobre un muro de vidrio negro, convirtiendo el recorrido en una autentica experiencia visual. Así, marcas como Prada, Marni, Gucci, Stella McCartney, Alexander Wang, Balmain, Saint Laurent, Lanvin o Miu Miu en sus líneas de mujer se exponen en el ala derecha de la tienda, mientras que otras firmas como Tom Ford, Thom Browne, Prada, Moncler, Balmain, Neil Barret o Band of Outsiders se ordenan en el ala izquierda dedicada al hombre.

Con este nuevo espacio el proyecto de Chapeau cuenta con un total de tres tiendas ubicadas en el entorno comercial de mayor afluencia de la ciudad: en la misma calle, Chapeau 3 (Hernán Cortés, 16) dedicada a una moda más joven y, por último, Chapeau Zapatería (Cirilo Amorós, 39) en la que se concentran los complementos de mujer.











Partiendo de la filosofía de la excelencia en todas sus tiendas, la clave de su éxito ha sido siempre la experta selección de las prendas. Desde que sus propietarios Pilar Puchades y José Tamarit inauguraran su primer espacio en 1987, por Chapeau han pasado las mejores colecciones de los showrooms de París, Milán y Nueva York. Su capacidad de prescripción ha fidelizado a un importante número de clientas procedentes de toda España. “Nuestra clienta es una mujer elegante y sobria. No es una mujer de una temporada”, explica José Tamarit.

En la actualidad Chapeau se sitúa entre una de las mejores tiendas multimarca de España.

ARQUITECTURA DE ESPACIO

Una gran marquesina de acero negro iluminada por rasgaduras, enmarca la fachada acristalada de la tienda, presentando los accesos independientes para hombre y mujer como escenarios donde exhibir las colecciones expuestas. El escaparate, caracterizado por el lugar que ocupan los maniquíes, rompe sus barreras naturales y los límites visuales al tener como fondo la totalidad de la tienda.

En el interior de la tienda se recorre una secuencia de escenas empezando por los accesos, donde dominan grandes pantallas LED en las que se proyectan composiciones de videoarte producidas para Chapeau por Javier Santaella. La escena siguiente se define por largas piezas que emergen de los muros, para encontrar a continuación los volúmenes de los mostradores de piedra que arrancan del suelo y funcionan como espacio de conexión entre las áreas de hombre y mujer. Este encuentro vuelve a romperse visualmente al llegar a la zona de probadores. Finalmente, el espacio vuelve a quedar unido por el fondo de gran altura, culminado por un lucernario que inunda con luz natural el interior de la tienda.

Esta progresión espacial permite organizar la tienda en áreas que remarcan la identidad de las distintas colecciones, con el fin de dar el valor oportuno a cada marca expuesta. Compositivamente, el proyecto se define por la geometría pura, que se representa mediante tres categorías elementales. Por un lado, conjuntos de prismas materializados mediante distintos elementos como las cajas de espejos reflectantes en la parte central, correspondientes a los probadores, los volúmenes de luz blanca en el perímetro, o las grandes cajas verticales de espejo negro en el espacio de mayor altura.

La siguiente categoría corresponde a los planos que configuran los techos y el lucernario. Una sucesión de planos inclinados siguiendo una trayectoria longitudinal permite albergar las instalaciones sin perder altura. Estos planos conducen hasta el final de su recorrido, donde se transforman en las hojas de vidrio sesgadas que cierran el lucernario en el plano horizontal.

La categoría más elemental corresponde a la línea que toma cuerpo en las finas piezas de colgadores y mobiliario, donde penden y descansan las prendas de ropa. Tal elemento se lee también en las rasgaduras que invaden todo el espacio, rompiendo planos y generando aristas.





El lenguaje formal definido por las geometrías básicas de sólido, plano y línea, se materializa con vidrios, espejos, piedras y metales en colores blancos, grises y negros para lograr la atmósfera idónea.






Planos del local Chateau












Más información en: Ramón Esteve Estudio

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ARTÍCULOS MÁS VISTOS