Share/Bookmark


Nos gustaría plasmar un artículo sobre una obra arquitectónica como es el mercado de Santa Caterina situado en la ciudad de Barcelona.

El mercado de Santa Caterina fue el primer mercado cubierto de la ciudad. Inaugurado en el año 1948 ha sido durante muchos años uno de los mercados más populares de Barcelona.

Nuestro interés por él no es tan solo histórico sino por la "reciente reforma" a la que se vio sometido. Ante la necesidad de reformar el mercado se opto por comenzar un largo pero beneficioso proyecto de arquitectura, el cual dio como resultado el nuevo mercado de Santa Caterina.





Muchos son los aspectos innovadores que se llevaron a cabo en la reforma que fue encabezada por el arquitecto Enric Miralles pero nos centraremos en la más famosa de ellas su cubierta, bien conocida por la gente de a pie de Barcelona como de índole internacional.


Su cubierta, diseñada como bien hemos dicho por los arquitectos Enric Miralles y además Benedetta Tagliabue, es ya una de las imágenes emblemáticas de la nueva ciudad.

El mercado de Santa Caterina se construyó en 1948 en el espacio que ocupaba un convento. Durante la reforma del mercado emprendida en el año 1997 salieron a la luz restos del antiguo convento gótico que se han preservado y se pueden visitar en el Espacio Santa Caterina (parte del Museu d’Història de la Ciutat) situado en una de las esquinas del mercado. La entrada es gratuita y se puede visitar los lunes, martes, miércoles y sábados de 8:30 a 14 y los jueves y viernes de 8:30 a 20.


El mercado siempre ha sido uno de los principales de la ciudad y ha actuado como vertebrador del comercio del barrio.
La larga reforma arquitectónica 1997-2005 ha dejado un edificio espectacular, sobre ese techado se puede ver una obra plástica de Toni Comella que representa las frutas y verduras que se venden allí -para la que se utilizaron 200.000 cerámicos en 67 colores diferentes que se ha convertido en uno de los elementos arquitectónicos más fotografiados de la ciudad.
Esta cubierta tiene una superficie de 4200 metros cuadrados y su superficie ondulada y decorada con motivos frutales brilla espectacularmente con el sol. También impresiona la estructura metálica que aguanta toda la cubierta y que podemos apreciar desde el interior del mercado.

Pese a su espectacularidad, la reforma ha mantenido parte del antiguo mercado y las paradas siguen siendo las mismas de siempre.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

el mercado es una mierda, nos entran las palomas por todas partes y se quedan a vivir en los tejados de las paradas. Además gracias al "sistema de ventilación" de las puertas deja que el aire accondicionado y la calefaccion sean inutiles; en verano te tuestas y en invierno te conjelas

E.G dijo...

Gracias por tu aportación anónimo, desde fuera solo podemos coemntar su estructura pero ya que parece que tu trabajas allí es un dato muy valioso a tener en cuenta, sin ello nunca lo hubiésemos sabido.

Un saludo.

Nonoperez dijo...

Muy interesante tu blog. Afortunadamente, existe este medio para que se escuchen todas las voces en le mundo del arte. Tal vez quieras echarle un vistazo al mío: http://nonoperez.blogspot.com/
Un saludo

E.G dijo...

Hola Nonoperez, gracias por tus palabras.
He visitado tu blog y ha sido todo un placer.

Anónimo dijo...

jjajjajaj Por dios, el anónimo sin ambajes: ES UNA MIERDA. Es cierto a veces los arquitectos pierden la noción de la realidad y se chiflan haciendo cosas que luego sólo sirven para cortar la cinta el dìa del estreno.

Quizá deberían preguntar a las personas que trabajan en los lugares que reforman, qué piden al nuevo regalito del alcalde de turno. Y luego chiflarse a gusto haciendo una obra inolvidable pero funcional....

MUY BUENO TU BLOG.

Anónimo dijo...

Pues yo difiero de las opiniones antes citadas, desafortunadamente existe un brecha muy grande entre los juicios estéticos de las personas que tienen alguna noción del arte (en este caso a arquitectura)y la noción meramente personal según la vivencia de cada uno.
Yo no soy catalán, pero me pareció un espacio magnífico; un perfecto diálogo entre aquella arquitectura enterrada y la propuesta de Miralles donde claramente se observa como mediante la apropiación de elementos propios del mercado, logra articular todo un conjunto que arquitectónicamente crea un hito y que no deja de ser funcional para cumplir con su cometido. Probablemnete existan fallas de tipo técnico, pero eso sucede en todas las construcciones.

Anónimo dijo...

es verdad, estudio arquitectura y es muy dificil diseñar, por que debes pensar en todo y debes articular cada uno de los sistemas que conforman una construccion, muchas veces se cometen errores que fueron gracias a salva guardar el diseño y la estetica de los edificios, es lo que pasa con este mercado, no lo conozco personalmente, pero al verlo en fotografias es evidente que es una construccion hermosa, parece muy funcional y va acorde con el uso que se le da, pero si no fuera por la persona que comento diciendo que era una m.... por x y y motivo no nos habriamos dado cuenta de los problemas que tiene la construccion, conozco eso si miles de obras en las que como dije antes se sacrifica muchas veces la funcionalidad y el uso, por la estetica.

Igual no dejo de pensar que el mercado de santa caterina es una obra realmente hermosa e interesante.

Joram dijo...

Hola, he llegado aqui buscando fotos del mercado de santa caterina, y me ha parecido muy interesante el blog en general.
Soy de Sevilla, y ayer estuve en la entrega de llaves del futuro mercado de la encarnación, bajo lo que será el proyecto Metropol Parasol. Si no lo conocen me gustaria que lo buscaran y le dedicaran algun analisis.
El mercado de sevilla siempre he pensado que deberia ser algo similar al de santa caterina, que visité una vez, ya que tiene similitudes. Los dos son mercados de abastos, junto a restos historicos que se han recuperado y con una arquitectura bastante singular. Sin embargo, despues de ver el mercado de la encarnación, creo que me gustó mas el de Santa caterina. Aunque habra que verlo terminado, y la cantidad de millones que se han gastado....
¿que opinan?
http://www.sevilla21.com/foro/viewtopic.php?f=5&t=4873&start=200

Anónimo dijo...

El antiguo mercado no es de 1948, es de 100 años antes de lo que dice tu artículo! Se inició su construcción en 1844 y se inauguró en 1848. Nomás errado por 100 años. Miralles destruyó un edificio que era el único ejemplo en su tipo, además de ser el primer mercado de Barcelona, nada menos. Su cubierta puede ser de una arquitectura muy llamativa y colorida, pero está fuera de lugar. La encuentro forzada e irrespetuosa con el antiguo edificio y su entorno, y ya no hablemos de la cantidad bestial que costó construirla, para que además sólo los pájaros puedan apreciarla en todo su esplendor.
Un desperdicio de recursos, para convertir un edificio en un hito turístico en el que lo que menos importa son los usuarios y los habitantes de la ciudad.
Arq. Zavala

Anónimo dijo...

me parece muy bien este blog y me sirvio un buen

Publicar un comentario en la entrada

ARTÍCULOS MÁS VISTOS