Share/Bookmark



Hoy más que nunca, con las exigencias normativas y la crisis económica, se hace imprescindible reflexionar sobre la eficacia del diseño, los nuevos medios de producción, la estandarización de los elementos arquitectónicos y sus implicaciones en la sociedad.

AGi architects ha diseñado un prototipo de vivienda que se concibe para ser colocado en la naturaleza, integrándose en el entorno con actuaciones puntuales de urbanización. Este objeto, posado en el paisaje, será cubierto por la vegetación que trepará sobre sus muros y cubiertas, permitiendo que la arquitectura se desvanezca en el entorno natural.

La casa hace referencia a viviendas como The Ghost House, de Philip Johnson, y la casa existencialista de Heidegger, retratada en la Buena Vida. También se aproxima desde un puno de vista conceptual a ideas más omnipresentes en el imaginario colectivo, como las casas de los árboles.

La vivienda se organiza a través de la yuxtaposición de tres bandas programáticas. Una banda central donde se agrupan todas las zonas húmedas, y dos bandas estanciales que se ubican paralelamente a ambos lados de ésta. La banda central funciona como un bloque compacto, eficaz y adaptable.





La cubierta es un elemento significante del proyecto, haciendo referencia a la casa rural, la casa de campo, la casa soñada. Unifica los tres volúmenes y dota al conjunto de una imagen unitaria reconocible. La organización descentrada en planta de los tres volúmenes genera dos espacios exteriores (uno delantero y otro trasero) que podrán estar cubiertos y serán estanciales y de acceso.

La madera es una alternativa tan viable o más que el hormigón y el acero, ya que es fácilmente reciclable y una materia prima renovable. La energía necesaria para producir un metro cúbico de madera estructural es 50 veces menor que la requerida por el acero y una cuarta parte de la del hormigón. Por eso es hoy más importante que nunca aprovecharla al máximo y minimizar así la huella ecológica de cualquiera de nuestras construcciones.

Además, al tratarse de un proyecto modular a partir de un sistema escrupulosamente diseñado en fábrica, existe un método de optimización y control de calidad del proceso de fabricación que produce mínimos residuos.

El método constructivo empleado en el montaje de los módulos es mucho más rápido y permite desplazar menos personas y materiales al lugar en cuestión.

AGi architects ha diseñado, con este sistema modular, una vivienda familiar en la que caben mil posibilidades de interacción. La tecnificación de los paneles modulares de madera no es una limitación, no impone la forma de vivir sino que facilita a sus habitantes la consecución de sus objetivos, sus sueños; colonizar lo natural sin transgredir el paisaje, vivir en un lugar recóndito e idílico donde disfrutar de la naturaleza.


Planta vivienda



Sección Vivienda


Alzado vivienda


Cubierta



Equipo

Joaquín Pérez-Goicoechea
Nasser B. Abulhasan

Daniel Muñoz
Carmen Sagredo

www.agi-architects.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ARTÍCULOS MÁS VISTOS