Share/Bookmark



Presentamos uno de los últimos proyectos de urbanización, compuesta por ocho viviendas del estudio A-cero que dirigen Joaquín Torres y Rafael Llamazares.

Situada en una exclusiva urbanización al norte de Madrid, podemos disfrutar de un complejo residencial.

Se trata de la promoción más segura de la urbanización ya que este complejo cuenta con sistemas de seguridad antiintrusión perimetral con gestión centralizada desde el puesto permanente de seguridad durante las 24 horas del día, circuitos cerrados de TV, sistema de control de acceso a zonas comunes con acceso único y sistema conectado a la policía. La seguridad se ve reforzada en cada vivienda con sistema de detección de humos y gases, alarma, conexión permanente al centro de control, botones anti-asalto y estancia adaptada para ubicación de cámara acorazada.





En cuanto a la estética, estas viviendas siguen un perfil cúbico vanguardista con acabados en piedra natural y vidrio. A modo de balaustradas se ha utilizado el vidrio de distintas formas, o bien con paneles continuos o bien con láminas discontinuas. La fachada sigue un diseño de líneas rectas y planos inclinados que se traducen en grandes juegos de volúmenes. Para la separación de las distintas viviendas se han dispuesto láminas de acero corten de distintas longitudes, adquiriendo un carácter escultórico.

El estudio A-cero ha diseñado también el paisajismo, la garita de seguridad y todos los espacios comunes de la urbanización.

Las casas disponen de amplios jardines, piscina y un avanzado sistema de domótica.

El interior de diseño de estas viviendas se caracteriza por un interior diáfano que queda inundado de luz natural, gracias a los paños de vidrio de la fachada y a los amplios ventanales.
El elemento protagonista es la escalera de caracol acabada en acero y madera que conecta dos niveles de la vivienda. Se trata de una escalera completamente escultórica que transmite una sensación de movimiento gracias a la sinuosidad de sus formas.


La vivienda está dividida en 3 niveles: sótano, planta baja y planta alta.
En el sótano se puede ubicar una zona de servicio, una zona de ocio en la que encontramos la sala de cine y la sala de masajes, y un dormitorio secundario. La planta baja está completamente dedicada a zonas comunes: un salón-comedor que se encuentra separado por la escalera mencionada anteriormente, una cocina, un comedor de diario y un patio interior donde observamos elementos escultóricos en piedra natural.
En la planta alta ubicamos las zonas más privadas: el dormitorio principal, con cuarto de baño y dos vestidores, tres dormitorios secundarios, y un salón que destaca por las vistas que nos brinda el amplio ventanal.





Para más información visita la web oficial del estudio A-cero

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ARTÍCULOS MÁS VISTOS